Cheesecake sin horno con cobertura de frambuesa


la foto 1

Hoy os traigo la receta del Cheesecake con cobertura de frambuesa. Ahora no tenéis excusa para no hacer este postre ¡No se necesita ni el horno!

Es muy fácil, económico y rápido de preparar.

Necesitaréis un molde de 26 cm de diámetro, papel vegetal y una tira de PVC o acetato para que al desmoldar no pierda la presencia.

Ingredientes para la base

  • 1 paquete de galletas (estilo digestive o maría)
  • 80 g de mantequilla

Ingredientes para el relleno

  • 2 yogures griego
  • 540 g de philadelphia o crema de queso (son 2 bandejas)
  • 160 g de azúcar
  • Zumo de medio limón
  • Ralladura de medio limón
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 8 hojas de gelatina
  • 100 g de nata (35% MG)

Ingredientes para la cobertura

  • 200 g de pulpa de fruta de frambuesa (o un bote de mermelada)
  • 3 hojas de gelatina
  • 50 g de azúcar

Preparación de la base

Primero de todo cogemos el molde y cubrimos el fondo con papel vegetal. Después trituramos las galletas (pasando un rodillo por encima o con el robot de cocina). Desleimos la mantequilla en el microondas y lo mezclamos con las galletas trituradas. Con esta mezcla cubrimos todo el fondo del molde. Una vez cubierto colocamos la tira de acetato o PVC alrededor del molde por la parte interior y lo metemos en el congelador unos 30 minutos.

Mientras dejamos que se congele la base vamos preparando el relleno.

Preparación del relleno

Primero hidratamos la gelatina con agua bien fría y reservamos.

Colocamos en el bol de la batidora el queso y el azúcar y batimos hasta que nos quede una crema homogénea y sin grumos. Ahora vamos introduciendo los yogures uno a uno, hasta que no se integre el primero no echamos el segundo.

Templamos la nata en el microondas y le añadimos las hojas de gelatina bien escurridas y removemos hasta que se disuelvan. Ahora incorporamos el zumo de limón, la ralladura y la vainilla y lo batimos. Por último queda añadir la nata con la gelatina y volvemos a batir lo justo hasta incorporar.

Ya podemos sacar el molde del congelador y volcaremos encima la mezcla del relleno. Alisamos la superficie y volvemos a metemos en el congelador.

Preparación de la cobertura

Hasta que no haya cuajado el relleno en el congelador no podemos verter la cobertura encima porque se nos mezclaría todo.

Primero hidratamos la gelatina con agua bien fría.  Ahora, en un cazo ponemos los 200 g de pulpa de fruta y los 50 g de azúcar y lo ponemos al fuego. Cuando arranque a hervir añadimos la gelatina bien escurrida y lo movemos para que se disuelva. Ya podemos sacarlo del fuego y volcarlo encima de la tarta.

Si el molde que hemos utilizado es de silicona debemos hacerlo al revés, primero irá la cobertura y se coloca en el congelador, después se colocará el relleno y como base utilizar un círculo de bizcocho Genovés que se puede colocar encima del relleno sin tenerlo que congelar.

Yo he utilizado molde de silicona y este es el resultado:

la foto 2

Anuncios

Un comentario en “Cheesecake sin horno con cobertura de frambuesa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s